viernes, 25 de abril de 2008

Regurgitando como un volcán

Hola soy Millana, he escuchado el último disco de la Naranjo y esto tengo que contarlo. Primero quiero aclarar que a mí el histrionismo me gusta para mirar, rara vez para escuchar, pero el fenómeno de MN me tiene demenciada, boqueando, yo no entiendo nada, saca lo peor de mí, me hunde en los lodos más antiguos del folclor, con los tamtanes de Africa.
Gracias a ella y a mi pesar puedo comprender a las mariquitas andaluzas que se desgañitan con los ojos en blanco, llorando y gritando halagos obscenos a la Virgen del Rocío. Me hermano con ellos, comparto ese atavismo, me hago más humana, sí, más occidental.
Ahora bien, como esto excede a mi comprensión, voy a intentar analizarlo y en eso va a consistir este post, a ver si lo consigo. Acompañadme en mi viaje pero haceros cargo, porque estoy rastreando en lo peor de mi, he avisado, lidiad con ello.

No puedo decir que Mónica me guste porque consiste en otra cosa, ella me imanta, su sola presencia ampulosa y ultra loca, su gestualidad desatada y su intensidad pasada de rosca me fascina, es que al verla por la tele se me acelera el pulso y pierdo el norte.
Y tampoco sé si el disco me gusta o no, creo que es algo que está por encima del bien y del mal y sobrepasa por completo lo musical, no lo escucho como un conjunto de canciones sino como una performance u obra de teatro sonora, sí, un fascinante radiofolletín de imprevisible guión.
Este disco es en verdad un batiburrillo muy extremo que mezcla opereta con T.A.T.U, Marilyn Manson, música indutrial, heavy épico europeo de los ochenta, Rocío Jurado, Enya, Evanescence y el chill out de Chambao entre otras cosas. Y todo ampulosamente orquestado y sobreproducido.

Es difícil de creer, tú le dices esto a cualquiera y le parecerá un horror, e igual lo es, no te digo que no, pero es que es Mónica Naranjo, son sus aullidos sobrenaturales, su alma chiflada y megalomaníaca. Son sobretodo sus letras desatadas, grandilocuentes y al mismo tiempo tan básicas, tan bonitas que te llegan al corazón. Corazón entendido como víscera que chorrea sangre u otros fluidos humanos, porque ella ataca a lo más bajo, a lo animal, va directa a esos sentimientos grandes y sencillos, que mas que sentimientos son instintos: amor, dolor, deseo, libertad. Ya está, no hay más temas, para de contar.
En verdad que no hay artista en castellano que haya repetido más veces la palabra libertad en sus canciones, los fans lo saben, que las han contado.


En las entrevistas habla de sí misma con ceremonia, es plenamente consciente de que forma parte de esa raza antigua de diosas extremas de la canción, como Rocío Jurado y Raphael, esos que tienen las gónadas como bolas de discoteca y el mal gusto para decir que quieren morir en un escenario, dándolo todo, en plena vomitona de arte loco.
Podría seguir ahondando en el tema de la dualidad arte-locura pero paso, no puedo pensar ni analizar nada, soy todo sentimiento, Mónica está dentro de mí y es ella la que escribe este post.

Bien, cuando habla, su postura corporal es regia y majestuosa como la de una profesora de ballet clásico con su bastón, el cuello alzado, los hombros tirantes, las manos como palomas. Sus pómulos saben buscar la luz, si es cenital ella alza la barbilla y ladea la cara, es una profesional del artificio y del embrujo, discípula de Josef Von Sternberg y la Montiel, se las sabe todas.
Al hablar susurra, modula la voz y cambia a cada rato de entonación porque no quiere aburrir, está entrenada para fascinar. Ella sonríe con dulzura y lentamente, a veces se queda pensativa y pone cara de pensar y eso no es tan fácil, pero sabe hacerlo, no te la crees pero al mismo tiempo ves que lo hace mejor que nadie, que es lo fascinante.

Y como es una Grande y lo sabe, se vende como tal, en la web, su biografía se inicia con:
"Que es el amor sino esa fuerza ancestral que rompe todas las barreras de la lógica para salirse con la suya y morir en el intento."
Olé y olé, qué arte, así es ella, rompiendo las barreras de la lógica, siempre en éxtasis. O está gozando suspendida en el orgasmo o está sufriendo insoportablemente y a las puertas de la muerte, no hay término medio. Y nos lo cuenta con su retórica extrema y visceral, ella entiende la vida como el amor y el amor como desgarro, éxtasis de muerte, entrega y sangre.

Y todo esto de la forma más primaria, folclórica, lorquiana, gitana de verde luna, Palmar de Troya, María Felix abofeteando a un mariachi, La Macarena, Saturno merendando, la Pasión de Cristo, Maria Callas suicidándose por un armador, los ojiplatos de Gloria Swanson en El Crepúsculo de los Dioses, Juana de Arco hablando sola, el rimel corrido de Ana Magnani, Irene Papas pariendo, Barbarella... Perdonad la retahíla pero es que es todo esto y peor.
Mónica es el triunfo absoluto de la sobreactuación y de la catarsis en el escenario y en la música.


Por eso sólo ella es capaz de escribir Perra Enamorada, (canción de su anterior disco, Minage) que dice así:

"Por amor/ yo soy capaz/ de arrodillarme/ de pedir perdón/ de dar la vida/ pero, ¿quién me curará?/ ¿quién lamerá mi piel?/ ¿quién? / me abriré las venas/ se cerrará la tarde/ al ver tu corazón de yeso/ regado con mi sangre/ y abierto para darte así, sí, mi carne..."


Fíjate, se abrirá las venas y regará tu corazón con su sangre, toma poderío.

Otro de los signos por los que percibo que Mónica hoy está dentro de mí es que me siento ultrafeminizada, entendiendo por feminidad lo que entiende ella, algo opuesto a la intelectualidad. La mujer es una fuerza bruta de la naturaleza, una bestia del amor, un ser dador, un río insondable que se brinda a ti para que te atragantes y te mueras. Ella lo explica muy bien en Eva, canción de su ultimo disco:

Soy

carne de hombre y mujer,
diosa de amor y animal,
noche y esplendor de aurora.
Soy
leche del sueño de Adán,
vientre de sombra y de luz
y estoy esperándote.
Soy
Venus preñada de amor,
hembra de parto y dolor
y estoy esperándote.
Ven, mi niño, ven, (llueve y hace frío)
mira que en mis pechos no cabe más miel.
Aliméntate (bebe en este río)
nana que apaga tu sed
y me dejaré en una cuna
el corazón, el corazón.
Muérdeme el amor,
dame tu blancura de muslo
y tu olor.
Ven a recorrer
el hilo de sangre que riega El Edén,
sangre que riega El Edén.
Y penétrame de amor oscuro
el corazón, el corazón.

Uf, intensa ¿verdad? Si no menciona la sangre o la penetración no se queda tranquila.
Ahora bien, la feminidad como la entiende Mónica Naranjo es también como la entienden los travestis, algunos transexuales y los actores de kabuki, es decir, como una construcción alambicada, una bellísima ceremonia del té que recoge todos los tópicos, gestos y lugares comunes para llevarlos al extremo y así, mediante el artificio hecho arte, embellecer el mundo y volvernos locas.

Es esa feminidad con la que los hombres feminoides nos dan mil vueltas a las mujeres biológicas. Ahora se entiende porque se ha rumoreado tanto que Mónica es transexual, pero no, ella es sólo una mujer con pluma, una artista total. La Dietrich, de tan "femenina" y construida también parecía transexual y siempre ha sido inspiradora del transformismo y del arte marica de primera línea. Y en España no hay travestí ni maricón estándar que no imite o haya imitado alguna vez en su vida a la Naranjo, aunque sea borracho.
A muchas mujeres biológicas nos cuesta imitarla porque nos sentimos torpes, quizás avergonzadas y poca cosa ante tamaña hembra sobrenatural. Nos sentimos machos comparadas con ella y eso es muy incómodo.

Cuando se lleva algo al extremo se puede terminar convirtiendo en icono y al mismo tiempo en caricatura. Por eso Mónica Naranjo parece un dibujo animado, como Jessica Rabbit pero mejor, alza la ceja igual, sus caderas son altas, redondeadas y surgen con forma de corazón de su estrecha cintura de corpiño, luego están esas piernas, muy largas pero de buen gemelo y muslo fuerte. Y los pechos al vapor, antes se ponía unos escotes muy dramáticos que acariciaba con la mano crispada al cantar, se subía el canalillo hasta la barbilla, ahora se lo ha bajado un poco y se agradece. Me gusta más.
En su primera época jugaba a recordarnos a Cruella de Vil con el famoso tinte bicolor que le hizo Ruppert. Luego ha pasado por todas las malas de Disney, incluso por la sirenita. En este disco es una madrastra sexy, una bruja gótica y de buen ver.



Retomemos su biografía, más bien su hoja de prensa, que tiene joyas de retórica naranjera que no se pueden pasar por alto. Hay tanto culto flamenco a la personalidad y es tan naïf, que estoy convencida de que lo ha escrito ella:

"como animal salvaje, bella y bestia a la vez, sabe resguardarse en su guarida, su frondoso universo personal , y reaparece cuando todos creen que ya no volverá, armada de respeto hacia su público, regurgitando como un volcán, lava incandescente llena de bellas melodías, imparable."

Madre del amor hermoso y seguidamente la cosa se pone mística:

"Instintiva, sensitiva, intuitiva, poderosa, recibe también de las fuentes del mas allá, la fuerza y originalidad, única, irrepetible, que hace que se le ame o se le rechace, se la adore o se la ignore, pero nadie queda queda impasible, por eso , por su unicidad
, por ser irrepetible, este capricho de la naturaleza, esta "elegida", nos inquieta a tantos"

Y a tontos. Pero la cosa sigue y se convierte en mito, tragedia griega:

"Ella nunca morirá, ya es leyenda, maravillosa, valiente, honrada con sus instintos e ideales musicales, lejos de perseguir el éxito fácil, a la moda y pasajero, superviviente infatigable, guerrera incombustible, casi hasta la extenuación..."

Y todo así.



Atención a algunos títulos de las canciones de este disco: Amor y Posesión, Amor y Lujo, Revolución. No se puede más con ella. Aquí unos breves y muy ilustrativos extractos de las canciones citadas:

Amor y Posesión:
"Libre porque quiero/poderío, libertad./Libre de mi dueño /porque tengo dignidad."

Amor y Lujo:
"...cuerpos de gloria/grandes historias/queremos más, queremos más!"

Revolución:

"Revolución va contra todo el que condena mi conciencia y mi verdad /Revolución es una lucha sin fronteras por ganar mi libertad"

Y ya concluyo, a ver, ¿por qué me gusta así Mónica Naranjo?
Bien, yo creo que ella es en verdad una artista total y una artista muy española. Sus letras me recuerdan a un Lorca simplificado, un Lorca infantil, pero más en arrebato. Ella es el punto donde se enlaza el arte rococó con el rupestre, y eso siempre seduce.
Porque es tan absurda y tan sensible al mismo tiempo y ante ella me siento una urraca fascinada por el brillo y las cejas alzadas. Porque me encandila el artificio como prodigio de la voluntad, de la paciencia. Y me enternece y valoro el esfuerzo de buscar la belleza y construirla a tu manera si no le encuentras.
Por su imagen majestuosa que roza lo irreal y lo chabacano, la diosa griega y el drag queen, porque quiere ser sublime, da mucho juego y canta como nadie canta.
Y en España gusta el paroxismo, la copla, el flamenco, el drama, los puñalitos clavaitos en las sienes y las lágrimas de sangre, y ella es la única de esa pasta que tenemos por aquí. Hay que cuidarla para que nos dure mucho.



Una de mis favoritas de MN de todos los tiempos, en directo y lubricando.
Actuacion de MN en OT, con cambio de estilismo en el escenario, puro entertaiment.
Actuación de MN en Fama, con un estilismo maravillosísimo.
Una de las últimas entrevistas de la Diva.
Su página web, demencial.
El videoclip de Europa, también demencial.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"María Felix abofeteando a un mariachi (...) Maria Callas suicidándose por un armador (...) Papas pariendo, Barbarella" Aquí te has superado Millana. Deberías abandonar esta obsesión por Mónica Naranjo, o terminarás en una mesa de operaciones para cambiarte de sexo y volverte homosexual.

Millana dijo...

Gracias por el consejo, no eres la primera persona que me lo dice,aunque por ahora estoy conforme con mi género excepto por unos dias al mes.
Es verdad que en este post he sacado todo lo marica que hay en mi, pido perdón a todos por ello. Lo siento de verdad.

Otra cosa, ¿¿¿cómo se arregla el puto interlineado de Blogger???

RUBÉN dijo...

Es de lo mejor que he leído respecto al disco... Me ha fascinado el modo de expresar lo que muchos sentimos por Mónica Naranjo, esa mezcla de odio y amor que nos hace partícipes no solo de sus letras que son coplas sino de la copla de su vida que en vez de llevar Bata de Cola viste de Cavalli pero lo mismo nos da porque sigue siendo un drama, una tragedia y seguimos siendo fieles amantes de sus dolores.

LA TIRA... dijo...

Por un lado:
PLAS PLAS PLAS!!! Y BRAVO!!!

Por otro lado:
NO PUEDO MÁS YA CON EL LOBBY HETEROSEXUAL.

De frente:

Un beso

Anónimo dijo...

Tus palabras son poesía. No he leído nunca algo tan cierto y tan buena critica sobre Mónica Naranjo.
Bravo por ti.

mentecato dijo...

La Naranjo me pone el plátano tó duro.

Un syldaviano dijo...

A mí siempre me hizo mover el culillo en las discoteks. Y he de reconocer que tengo cintas de casssettte con canciones de su primera época.
Soy un hombretón y me gustan cerca de la mitad de sus canciones naranjeras. Lo declaro ante toda España sin rubor.

Millana dijo...

Ruben: Gracias,me alegra que te hayas identificado, nos gusta amar los dolores de los demás, que grande.

La tira: Yo tampoco puedo mas con el lobby Hetero, me vigilan continuamente con sus pringosos dedos acusadores, y yo digo aqui: ¡Basta! ¡Leave Millana alone!

Gracias anónimo, que cosas tan bonicas dices.

Mentecato: Justo tenía una anectota sobre MN y los plátanos que viví personalmente en un concierto suyo en Benidorm de hace 10 años. Pero no había mas espacio. Pues bien por ti, que te voy a decir.

Syldaviano: Salgamos del armario y subamos al naranjo, has dado un paso importante, no estas solo.

Clovis dijo...

Qué poderío, qué élan, qué dispendio al que tú y yo hemos dado el nombre de DERROCHE. No hagas caso a estas voces del lobby hetero, sigue indagando en el folclor, en las mujeres dietrich. Sigue con tu soleado histrionismo que asusta.

¡¡¡MILLANA DANOS CAÑA!!!

Clovis dijo...

Mónica Naranjo tiene que saber lo tuyo, YA.

Paolo dijo...

Bueno decirte en primer lugar que comparto muchísimo de lo que escribes sobre Mónica Naranjo.

Artista tan odiosa como maravillosa. Tan "española" en sus cosas, como excesiva artista para ser copmprendida en este país. La he oído decir que ahora es más cercana, más....humana, sinceramente, no me lo creo. Yo creo que Mónica, sólo se fija en ella. De lo contrario no sería ella. No soy fan de MN en absoluto y sin embargo la admiro profundamente. Eso me descoloca completamente. ¿Por qué? pues no lo sé, la verdad. Me recuerda el viejo chiste de ¿como es que te han hecho Capitán General? y el otro responde, pssss si esperas que te hagan.... Pues MN igual. Ella ya empezó como artista, nadie la hizo. Eso es muy grande.
En segundo lugar, me encanta como escribes.

Paolo dijo...

Por último, con todo su folclore a cuestas, es una heavy en potencia.

Nacho dijo...

Si lo expresas más claro se hace transparente!
Olé tú!
Es la descripción/crítica mejor redactada y más aclarativa de lo que es MN, un animal escénico dotado de una capacidad para la sobreactuación y el hipnotismo capaz de hechizar al más reacio.
Un saludo grande y desconecta el iPod de vez en cuando o acabarás con un mal de amores y/o embarazo psicológico crónico!!!

sick-grrrl dijo...

BRAVO!

El Nabo dijo...

maaadre mía. qué ombligo más feo tiene la chica.

MaRiO dijo...

Si todos los fans de Mónica leyeran este blog, te pedirían que fueras la biografa de la Móni! expresas todo muy claro, con un lenguaje llano, directo y sincero, me ha encantado. saludotessss y no dejes de escribir!!!!
besoOS

Anónimo dijo...

HOLA, T FLICITO POR TU GRAN COMNTARIO SOBRE LA NARANJO, ELLA ES UNIKA Y MJOR NO PUED SER, SIGUE ASI CON ESA MNTALIDAD QUE TIENS...SOY DE SONORA,MEXICO...FLICIDADS...FABY

Anónimo dijo...

HOLA