viernes, 12 de septiembre de 2008

MILF al poder

Después de la trifulca preliminar, los nominees para asaltar la Casa Blanca son los que queríamos en FULMERFORD: el mulato domesticado y el áspero republicano, el dialogante y el facha, aunque las facciones que encabezan sean de signo parecido y cueste ver las diferencias. Y demos gracias por habernos deshecho del esperpéntico Huckabee y de la criptolesbiana Hillary.
Decimos sin ambages que no soportamos a Obama, esa proyección de la psique WASP, y aunque el ideal civilizador sea que el negro empuñe mejor el tenedor del pescado que el bate de béisbol en el ghetto, en los USA los comensales sólo pueden alimentarse con las distintas especialidades derechistas, mejor o pero condimentadas, más o menos aceptables, pero en sintonía siempre con el empuje popular americano. ¿Cuáles son los méritos del cuarterón soñador? Ser negro. Para de contar. O sea que su ventaja procede de su pigmentación. Vaya un argumento racista: los ovarios marrones de Condoleeza trajeron guerra. Y no hablemos del segundo de Obama –Joe Biden–, un posh adicto al blazer con cara de cereal. Así no vamos a ningún sitio. Si estarán mal las cosas que Barbra Streisand cantará para el moreno para sacarle los cuartos a unos cuantos liberals de buen corazón y mejor billetera.

Allí la izquierda sólo está al alcance de los pijos, esas minorías instruidas de la costa Este que miran boquiabiertas a Europa y su destartalada Cultura, sobreeducados especímenes salidos de las cocinas humanísticas de la Ivy League y de los Colegios de artes liberales; o del hedonismo preapocalíptico de California, esa chusma bronceada que se enjuaga los dientes con cócteles de Mirabelle, y cuyo progresismo nace de una realidad que sólo conocen a través de los atlas ilustrados y de la que les separa un cordón sanitario de dólares y caras residencias. La basura blanca, los paletos que viven en caravanas y son pasto de los tornados, el Pueblo, en suma, se defiende como puede de las amenazas para la democracia, a saber: los mujaidines, la obesidad mórbida y la crisis subprime. No están solos, y hoy como ayer no se acostarán sin sentir la caricia republicana.

Un héroe de guerra viene en su rescate. No se sabe muy bien cómo alguien así se ha abierto camino en las filas republicanas. Se ha enfrentado con el establishment de su partido en temas como la guerra de Irak, las perreras de Guantánamo, la financiación de las campañas, la inmigración y la bajada de impuestos. Ni siquiera los charlys vencieron su fortaleza. Dicen que tiene mala leche y le gusta el vocabulario grueso (suele expresar su disconformidad con un sumario “que te jodan”). Llegó a decir que Chelsea, la hija de Clinton, era así de fea porque su padre era Janet Reno.

No hablemos ya de sus sucesivas esposas: modelos y herederas infartantes. «Vamos a arrebatar la política de las manos del Gran Capital y de los lobbyists que han corrompido Washington». Sí señor. Comparó a Bush con «el espantapájaros, el hombre de hojalata y el león cobarde» del Mago de Oz. Así se habla. Si Obama ha venido a decirnos que un mestizo puede ser como nosotros, McCain nos recuerda que no está a nuestro alcance ser como él. ¿Hueles eso, hijo mío? Es Napalm.

Están cambiando los paradigmas, sí. Ahora que Paul Weller se ha hecho conservador y los establos de la derecha nunca olieron tan bien, llega Sarah Palin a sumarse a la Causa. Está llamada a ser una de las grandes. De joven fue una pageant que agitaba los pompones en la línea de banda, y hoy -con 44 tacos- empuña el rifle con mandíbula marcial. Está lejos de ser una hipócrita: ha entregado su primogénito al Moloch bélico, apechuga con la tripa de su hija menor de edad y tiene un pequeño con síndrome de Down. Aplaudimos esa honestidad tan demodé. Tribulaciones de madre, sí, pero el entusiasmo alivia el infierno familiar. La izquierda liberal, escarnecida, le reprocha su “escasa eficacia a la hora de promover la abstinencia sexual entre los jóvenes”, demostrando un penoso fariseísmo mojigato. Es un ejemplar perfecto de lo que los americanos llaman MILF (Mother I’d Like to Fuck), que en román paladino viene a significar mamá a la que me gustaría cariñosamente achuchar.

Esta miss boreal se ha enfrentado a los corruptos de su partido (incluido el jefe) y a las petroleras. Sus compañeros de partido la detestan. Va a taladrar hasta el último rincón del planeta para que los buenos americanos llenen sus chevys con gasolina barata. «Perfora, nena, perfora», aclaman sus bases. Es una chica sencilla: nada más tomar posesión del cargo de gobernadora, vendió la avioneta de su antecesor en eBay. A pesar de portar la montura de gafas más horrorosa de la historia, sigue estando guapa. A pesar de haber parido en cinco ocasiones, sigue estando guapa. Su estofado de alce debe de ser delicioso. Se le acusa de fanática religiosa y de defender la enseñanza del creacionismo en las escuelas pero, francamente, no me parece un buen mensaje para los escolares decirles que están emparentados con los monos, es mejor que se tengan por imágenes de Dios –que es lo que la Publicidad graba a fuego en sus cabecitas y termina por funcionar más cabalmente–, al fin y al cabo el desaforado adolescente es imitativo y mitómano, no hay más que ver a esas chicas emulando a Lindsay, y es muy desalentador reconocerse como simio evolucionado. La han acusado de cortejar al lobby israelí, pero se ha sabido que su visita al Comité Americano Israelí de Asuntos Públicos fue para tranquilizarlos: en su iglesia evangélica de Alaska se atribuyeron los atentados del 11-S a un castigo de Dios contra los judíos. Sarah se mueve en la electricidad del creyente. Es posible que la derecha religiosa amenace a los osos polares, pero las hockey moms están más buenas que éstos.
Ella sabe que la milicia de ciudadanos armados nunca verá su libertad amenazada y obra en consecuencia. Un rifle es más fiable que las pulseras electrónicas que Esperanza Aguirre pone a los maltratadores. Aquí no hay nada que se le parezca, confórmense con Bibi Aido o Leire Pajín. Y no hablemos ya del PP, donde el único ideal es llenarse el bolsillo.

Teniendo en cuenta que McCain es un septuagenario, podría perfectamente darse el caso de que Palin fuera presidenta de los USA. Entonces sí que iba a temblar el misterio. Nos enfrentamos a una era de tinieblas y misticismo, la tiranía de los hombres malos amenaza el camino del hombre recto. Ella nos sacará de este Valle de Oscuridad, porque ella es la descubridora de los niños perdidos. Huele a libertad y a segunda enmienda, no se arredra ni ante la malvada Rusia. Nunca le arrebataréis su rifle. Hoy damos vivas a la Democracia. El coronel Custer volverá a hacer surf en la tabla del teniente Kilgore. Sí, ya sé que os parece horrible, pero me importa un bledo: Sarah Palin for president!

47 comentarios:

conde alberto de renderby hijo dijo...

Según dicen ha conseguido disparar las ventas en Japón del modelo de montura rectangular que se gasta. Y ya sabemos esa máxima electoral norteamericana: quien conquista Sibuya, conquista la Casa Blanca.

duque ernesto de renderby II dijo...

El tubo que habéis subido contiene deliciosas imágenes.
Me parece de un extremado erotismo cómo agita su moño el retroceso del fúsil.

conde alberto de renderby hijo dijo...

Qué razón tienes, querido tio. No he podido evitar fijarme en lo terso que se sugiere su vientre bajo la sexy t-shirt paramilitar.

Amfortas dijo...

Iba a escribir un post sobre la machorra esta, aunque a mi me pone más HIlaria. Se ahn disparado las monturas de sus gafas en ventas. Es un ejemplar que dice las cosas claras, lejos de las melindrosidades y vacuidades de OBAMA. Hubiera estado bien un debate Clinton-Palin. PAlin es primaria, buenorra y representa el alma típica de los western, cree en algo. Yo la enfrentaría a esta alemana que sacaste tu hace tiempo en este blog. Qué de hostias iba a haber. Creo sinceramente que McCain va a ganar y Palin será presidenta. Muy probablemente en 4 o cinco años.
Con esta sabemos a qué atenernos. Es la antítesis de lo que pienso, pero me pone un poco.

Nelo dijo...

El quijote no sé, pero el Silmarilion puede...

barón dámaso de renderby dijo...

Cómo adoro a esta mujer. Me la imagino en su teselada cocina, amasando amorosamente pancakes para su prole deficiente, con un ojo puesto en los dossieres de prensa y otro en la hilera verdosa de moco que gotea de la nariz del pequeñuelo.
Hay un punto de desviación psicótica en su mirada, pero algo me dice que es sólo el grado de tensión implosiva concentrado en las pupilas. Vamos a vivir momentos maravillosos con ella al frente de la maquinaria cuando John, el vejete salaz, esté babeando en una silla de ruedas en el jardín amurallado de New Hampshire.

King Fulgencio of Renderby I dijo...

Ey, aristotrons, que se os ha olvidado mencionar lo mucho que se parecía la Sarah de joven a Britney Spears.

dewinter dijo...

Aunque todavía tienen cosas que ocurrir en la carrera electoral, y creo que en los debates se va a quedar a la altura del betún (recordemos que la prioridad ahora es el dinero, no los rifles), hay que reconocer que el impacto de esta mujer ha sido total. Hasta yo ahora visito más la edición digital del New York Times y del Anchorage Daily News que la de Público y Libertad Digital.
Desde luego, si ganan los Republicanos será gracias a Sarah. Y si pierden pues ya tiene el camino hecho para convertirse en nueva presidenta del partido.

Los demócratas se estarán tirando de los pelos: la imagen de Hillary y la Casa Blanca era perfecta. A ver qué hacen ahora con las chapas del careto del sinfuste de Obama.

Nelo dijo...

Yo la veo como una Raquel Mosquera más, es clavada. Y como tal, pronto caerá. De Madre Que Me Follaría, Nada. No sobre mí, no.

Virrey Golodio de renderby IV dijo...

Yo le hago planchar a mi valet todas las mañanas, para eliminar esos incómodos brotes de tinta en los pulgares, el Fairbanks Quaterly. Es muy recomendable la prosa del pionero con gorro de castor.
Para eso hemos quedado las clases ociosas: para elaborar dossieres de prensa, memorizar citas bonitas y elegir la más mantequillosa de las pastas de nuestro surtido de té.

BONE dijo...

He mirado en varios diccionarios de internet y no encuentro la palabra TARGEA, sin embargo, hay un cyberciudadano que dice que la palabra ha desaparecido hace tiempo pero que en su pueblo se sigue usando. Para mí y mi familia es una conducción de agua, como una alcantarilla o un desagüe.

¿Alguno de vosotros conocía la palabra? Yo pensaba que era una palabra castellana de pura cepa.

Sé que no tiene que ver con los EEUU pero es un tema que me inquieta.

Clovis dijo...

Linaje de los Renderby:

Hi over there! Celebro que vuestros dicaces comentarios adornen este humilde espacio. Sabed que coincido con vosotros, y subrayo que por entre la superficie de esas apreciaciones se esconde un algo dividual, triunívoco.

Amfortas:

Te remito a los agudos ensayitos de Camille Paglia sobre Hilaria. Un debate entre las dos damas habría sido un delicioso combate de FemWin.

Dewinter:

¿Estás aludiendo desdeñosamente a Obama con lo de "betún"? No me cuesta imaginarte en tu coqueto atelier d´artiste, con un exquisito albornoz púrpura, hojeando tu perfumado ejemplar de The Guardian con un mohín inspirado en Newland Archer, mientras una infusión de achicoria tonifica tus miembros y tu criado te alcanza un resumen del Anchorage Daily News. La socialdemocracia entendida como una de las Bellas Artes tiene en ti un firme baluarte.
Esas chapas de Obama adornarán muy pronto las camis de los muchachos que van al Nasti, serán el novamás de lo trendy lerendi. Yo brindaré por vosotros en Brest.

Bone:

Ay, las targeas.

dewinter dijo...

Vaya. Has retratado mi cotidianidad de manera muy exacta y eso no me gusta. Tengo que volver a rodearme de misterio; ahí me siento más seguro.
Bon voyage!

Clovis dijo...

¡Eh, eh, dewinter! que mi partida coincidirá con la resaca electoral, cuando esas chapas sean adornos de culto para los nastiers.

Tú cotidianidad debería inspirar una nueva versión de A Contrapelo de Huysmans, esa biblia del dandismo. Y ojo que Obama está aún a tiempo de hacerse ungir por ZP, ese hombre santo, para remontar el rumbo. Sabido es que el líder del socialismo español puede curar la pelagra mediante la imposición de manos.

dewinter dijo...

Jaja! No tiene mucha suerte el Presidente a la hora de ungir a sus amigos del centro izquierda. Lo que aquí ven como algo casi exótico no cuaja en sus propios países.
De todas formas intuyo, para todos los portadores de la rosa, un interés por los movimientos de Olivier Besancenot. Cuanto antes sobrepasemos el límite, más pronto nos enteraremos del nuevo panorama.

Ah, y a mí Obama me da igual. Yo estaba con Hillary.

Millana dijo...

¿Merkel es MILF?
¿y Cristina Fernández de Kirchner?

Mariscal Octavio de Renderby dijo...

Merkel es GILF: Granny I Like to Fuck.
Gerontofilia y esas cosas...

Tocawebs dijo...

Recuerdo aún esa charla de Zizek en el Círculo de Bellas Artes en la que defendió con su vehemencia habitual que el modelo revolucionario para el siglo XXI debía ser... Sendero Luminoso. Como provocador quizá se ha oxidado un poco desde sus años mozos: decenas de señores embutidas en sus abrigos de visón le aplaudían a rabiar y se fueron como vinieron, tran consumir el espectáculo del nuevo payaso. Pero a pesar de todo, los disparates de Zizek son divertidos y siempre hacen pensar. Son divertidos PORQUE hacen pensar. Zizek siempre ve algo, siempre apunta a algo verdadero. Igual que Platón decidió recurrir a los mitos porque sus contemporáneos no entendían otra cosa, Zizek maneja como nadie la superficialidad de la cultura de masas contra sí misma. Como nadie. ¿Por qué son tan malos sus imitadores? ¿Por qué hacen pensar tan poco? ¿Por qué tienen tan poca gracia? ¿Por qué son incapaces de apuntar a algún problema real (organización, violencia o discurso)? ¿Por qué se quedan en un cinismo tan autosatisfecho y penoso, con la que está cayendo?

pickman dijo...

¿Una mamá sangrienta y una personaja de telefilme de abogados? No way! Aquí no hay más MILF que La Madre De Stiffler. Y punto pelota.

Bensancenot: el sueño neotrotsko número 115, con gotitas de altermundialismo. A ver cuanto dura, que los franceses se estropean pronto.

la tetera y el enano dijo...

amigo tocawebs: ¡cuántas preguntas! las provocaciones de Zizek son siempre sí pero no. ahí está el intríngulis del provocador: mantener la tensión de la ambigüedad y la paradoja, sin unilateralizar. zizek le da la vuelta a las ideas biempensantes de lo políticamente correcto, pero no simplemente haciendo de estación repetidora de la derecha, como el buen clovis (sarah palin es honesta y auténtica -sí, claro, tan honesta y auténtica como sus amiguetes jerry fallwell y pat robertson por ejemplo, já). lo de zizek es un pelín más complejo, siempre quiere llegar a algún sitio. mildred sin embargo es como la noche del pensamiento según hegel: ninguna cosa lleva a ninguna otra, todo se disuelve (en el chiste, las gafas de pasta, etc.). estos audaces piensan que el objetivo de abrir las mentes es simplemente abrirlas, mientras que zizek está absolutamente convencido de que el objetivo de abrir la mente, como el de abrir la boca, es cerrarla de nuevo sobre algo sólido, ¡no confundas, por favor!

Clovis dijo...

Damos una calurosa bienvenida a nuestra pareja de filósofos, que saben citar sin despeinarse a Hegel (Mildred sin embargo es como la noche del pensamiento según Hegel... jajaja).

Por favor, cuando habléis sacaos la polla de Zizek de la boca. Y guárdeme Dios de imitar a semejante asno, ese que dice que cuando tiras de la cadena del retrete estás exactamente en medio de la ideología y demás sandeces. Si ese sujeto "os hace pensar" os felicito.

Creo que vuestra "agenda" excede las posibilidades de un blog. Aquí no facturamos ensayos filosóficos, algo para lo que además no estamos preparados intelectualmente. Y hay provocación donde hay mojigatos, que además tienen el cuajo de sentirse mejores que las señoras con visón del círculo de bellas artes aunque se amorran en el mismo abrevadero. Luego está lo de la provocación, todavía no se han enterado de qué va esto: Palin me gusta, me pone, porque está SANA, porque cree en algo, a diferencia de casi todo el mundo. No hablo en términos de bien/mal, sino de salud/enfermedad. Pónganse allá los buenos pero enfermos, como vosotros, pensadorcitos con beca o mantenidos por papá que creen haber descubierto el grial de la rojez. En MILDRED nos gusta la fiesta, la alegría, la poesía, no queremos ir más lejos. Se trata de pasárselo bien. No hay profundidad, porque aquí no puede haberla. Venimos aquí a pasar un buen rato.

Ah, bueno, que sois fans de Zizek, acabáramos.

Estación Repetidora de la Derecha... jajaja.

Archiduquesa Margarita de Renderby dijo...

Oye, guay que te escriban.

Entre un visón y un mechero, me quedo con el visón. Esa es la apuesta.

Por cierto, Clovis, ¡a ver cuando nos reunimos en La Pedriza para hacer una lectura compartida de los sermones de Grandison Finney! ¡Ofrece herramientas muchas y muy válidas para luchar contra la dividualidad de los tullidos!

Ya sabes que hacer lecturas compartidas de textos irrelevantes es revolucionario. ¡Y también hacer pintadas en ascensores, claro!
¡Cuántas ideas!

Filiberto de Renberby Ph. D. dijo...

¡A Deleuze le faltaba un cojón!

Sir Gibert of Renderby dijo...

¡Godard no tenía picha!

Vizconde León de Renderby dijo...

¡A Rancière le mola Otto Wille Kuusinen!

dewinter dijo...

Mildred son "como dos cuchillos, como un par de hachas, como cucarachas, en el fondo de tazas de té o de café".
Es tan sencillo...
¡Qué pena que lo véis!

Ifigenia de Renderby dijo...

¡El embajador!

Publio of Renderby, filántropo dijo...

Morrissey tiene un ano artificial

Millana dijo...

Jajaja, que gozada de participantes, que orgullo colaborar en un blog donde se pasean seres tan interesantes.
Agradezco sobre todo (sin hacer ascos al linaje renderby, que aporta categoría y dorado barniz a
este su blog, salido del barro) a tocawebs y a teterita su generosidad para con nosotros, de tan familiares crean calor de hogar.
Le decía a un buen amigo que agradezco estas intervenciones en Mildred, y mucho, ya que nos brindan la caricatura, la radiografía, el arquetipo, material naturalista de primera mano para nuestras obras literarias. Yo estaba redactando un texto sobre el superleftismo de raiz francoacadémica y me habéis hecho un favor.

Agradezco también su fe en nosotros, la de tomarnos por una Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, por querer buscar hasta encontar la profundidad teórica, el análisis exhaustivo y las soluciones esperanzadoras a los problemas de una realidad que nos aterroriza.

Gracias por demandar pureza en el combate, constatamos el error pero el hecho de buscarla por aquí nos halaga. Gracias por comunicarnos gentilmente que no la encontráis, por señalar nuestras carencias, torpezas y nuestra vergonzoso exceso de humanidad.

Sabéis bien donde hayar esas cosas que buscáis, no perdáis el sendero, no os alejéis del camino, seguid recto, no os distraigáis, pasaros por aquí cuando la frente os arda, el empuje mengue y queráis descansar del absoluto, encontrareis distracción cobarde y cosas escritas con amor, también a vosotros. Poca cosa pero siempre vuestra.

Teniendo en cuenta esto, pasaros por aqui pero os ruego que cuidéis las formas, me duele la torpe insinuación hacia mi buen amigo Clovis, escrita con cierta estupidez no se si involuntaria, sin afán, generada únicamente por carencias, que os hace convertir en enemigos a seres que no ostentan ningún peligro y os hace caer en un ridículo que seguro no merecéis.

Clovis dijo bien, somos poetas, no nos metemos en el terreno del guerrero. Todo vuestro, amigos.

Kirby Renderby, reportero gráfico. dijo...

Gracias, Millana, por tu alocución. Me ha llenado de un cierto orgullo patriótico.
Muy acertado, en especial, tu uso de la palabra recto, de obligado uso para el tema que tratamos, tanto por designar una cualidad del discurso como su origen.

pickman dijo...

Precisamente por lo elegante de vuestras respuestas, Millana, puede verse que habeis trascendido la dualidad entre el poeta y el guerrero. Armonía de pincel y espada, que dijo alguien.

juan dijo...

Lo peor es no ver que vivimos en una permanente ilusión de alternativas y que el cuento ha calado tanto, el meme, que hasta creemos que hay elecciones. He visto a Platón por ahí, en los comentarios, sí, qué horror sentiría si viera lo refinada que se ha vuelto su caverna.

La imaginería Berkeleriana se ha hecho realidad, pero ya no hay ni Berkeley, ni ocasión, ni Dios.

La más pura Representación, sí con mayúsculas, y sin soñar siquiera con lo Otro, con la Voluntad. Puede que tras la muerte, puede que en esta Muerte.

Creo que Clovis lo ve con tan meridiana lucidez que atraviesa el imaginario espacio de la mónada que somos. Y a mucha honra, ¿qué otra cosa podíamos ser?

pd. Y a Deleuze le sobraba un cojón.

Juliano de Renderby, doctor en medicina. dijo...

Bueno, va. Dejémoslo en dos cojones y medio.

supersalvajuan dijo...

Te olvidas de las injusticias de los egoistas.

Clovis dijo...

¡Hola, Dewinter! Cuando te pones berlanguiano estás adorable. No sé cómo le sentará a Millana que la comparen con una cucaracha, dado el nivel de dicterios con que se nos obsequia aquí siempre hay que ir un poco más lejos para destacar. Pero permíteme una corrección: no somos cucarachas, sino escarabajos abovedados, con alas, como Gregorio Samsa, y ni Gregorio ni su hacedor cayeron en la cuenta de que cuando la criada hacía la habitación, y abría la ventana, podría él haber escapado volando, uniéndose a otros escarabajos felices que giran alrededor del estiércol en los senderos del campo. Así nosotros, dear.

Gracias por leernos, Pickman, es un placer que nos dediques tu tiempo. Tus palabras son muy apreciadas, viniendo de ti valen el doble.

Querido Juan, qué agradable sorpresa. Ayer el Atleti inició su blitzkrieg con autoridad. Brindo por ti con un martini seco, mezclado no agitado. Aupa Atleti, tenemos pendiente un arroz en Valencia. Y luego al fútbol.

Renderby, te equivocas. Al que le faltaban los cojones era a Godard, después de aquel accidente. Cine ciclán, cine sin gónadas.

Millana dijo...

No me sienta nada mal Clovis, piensa que soy un tacon de aguja, un arrepentimiento que no viene a cuento, y tu también y tu también.

Clovis dijo...

Eres como las rebajas, como una ventosa, como un periodista, y yo también, y yo también.

Terence Renderby, gestor cultural. dijo...

¡Oye! ¿Conocéis ya el notición cultural del otoño?
¡¡Exposición de gargajos de Deleuze en La Casa Encendida!!
Dicen que es sobrecogedora y deja una duradera impresión la llamada "serie azul"
Yo no pienso perdérmelo.
¡¡Venirse!!

juan dijo...

Clovis, ese arroz estará en su punto cuando llegues ;-) Del fútbol dudo más, aunque brindo contigo.

1977 dijo...

A mí esta tipa no me parece tan, tan MILF. Carme Chacón sí. Carmen, Carmen, voy a tener que emborracharme...

Natacha dijo...

sì, para mì tambièn fue un placer. nos vemos pronto. un beso!

Paul Marble dijo...

Es de sabios preferir una MILF a un (los cursis de ahora ponen un@) ¿advenedizo? (los mismos tolilis pondrán ¿advenediz@?). En política y en tenis (gracias por todo, amada Justin). En la cama y en el Carrefuá.

Clovis dijo...

Sabias palabras, Mr. Marble, no podía esperar menos de usted. Espero que nos visite a menudo, necesitamos de transgresión y frescura. Tolilis no.

Paul Marble dijo...

Me confunde usted con otro, Dueño Clovis. ¿Transgresión?. Suena a anti-sistema, a etiqueta. Y todo eso me suena a progresía pija cursi. A Lacoste rojo, pero a Lacoste. A suscriptor del Diario Independiente de la Mañana. Dejemos la transgresión, que no la frescura, para gentes que son capaces de perpetrar perlas del tipo de "estación repetitiva de la derecha".

Paul Marble dijo...

Porque nuestro será el Reino de los Cielos.

Clovis dijo...

Pues sí, casi mejor la regresión que la transgresión.

Arnold Schwarzenegger dijo...

AAy qué bueno coño..