lunes, 24 de marzo de 2008

I'm Going to Tell You a Secret (suspirito)

Hola, soy Millana y los que me conocen saben del complejo académico que me atormenta, del vergonzoso dolor y el sentimiento de inferioridad que me produce no haber pasado por la universidad.
Vale que tengo amigos universitarios que condescienden a hablar conmigo y que poseen la dulce amabilidad y la sensibilidad necesaria para no señalar las lagunas culturales que me separan de ellos y hacen como si no importara.
En la tómbola del mundo he tenido mucha suerte y he dado con bio-seres que colaboran en la forja de esta ilusión de pertenencia a un grupo cultural y treinteañero, grandes personas que me dicen que lo importante es la forma de ser y que mi calidad humana es suficiente para contar entre sus filas.
Pero al mismo tiempo no puedo, sería injusto, dejar de ser consciente de que siempre seré una mascota para ellos, mi otredad me delata y algunas veces cuando les escucho hablar de sus becas, de las cátedras, los profesores sustitutos y las semanas blancas, en mi cara se percibe, no alcanzo a disimularlo, un suave sonrojo. Y sé que me miran de reojo. Alza su vuelo el petirrojo.

Soy la cojita de Platero y Yo, la que sigue renqueando a gran distancia a los niños del pueblo, tan ligeros, tan risueños, y les grita con su hilito de voz: esperarmeee, esperarmeee...

Y hoy reconozco aquí, públicamente en el Blog Mildred, que la universidad es el fetiche que acaricio avergonzada en la fria soledad de mi cuarto de soltera, que paso noches fantaseándola, idealizando y recreando un mundo que me fue vedado por el fracaso escolar.

Y ésta es mi pornografía:



Ésta es mi fantasía favorita, en ella yo soy la del vestido rosa (Ay Dios mio, que corte).

Y ésta sería, en un mundo ideal, la respuesta a mis plegarias:

21 comentarios:

Paolo dijo...

No te perdiste nada, la verdad... más que ilusiones desperdigadas, gente vacía sin ganas de dar y la peor de las sensaciones finales....- ¿ya está? si.

Clovis dijo...

Los campus universitarios de humanidades son gigantescas guarderías donde demorar el ingreso en el mundo adulto gracias al dinero de los papis. Y esto no es privativo de acá, en la periferia es lo mismo o peor, como cuando Chomsky contaba lo que vio cuando fue a dar unas charlas a una universidad de Egipto, esto es, snobs obsesionados por abrazar las últimas locuras de la cultura parisina: "Así, cuando daba conferencias sobre la situación actual, incluso en institutos de investigación dedicados al análisis de problemas estratégicos, los asistentes querían que eso se tradujera en términos de jerga postmoderna. Por ejemplo, en lugar de pedirme que hablara de los detalles de la política norteamericana o de Oriente Medio, donde ellos viven, algo demasiado sórdido y falto de interés, querían saber cómo la lingüística moderna brinda un nuevo paradigma discursivo sobre los asuntos internacionales que sustituirá al texto postestructuralista. Esto era lo que les fascinaba y no lo que revelaban los archivos ministeriales israelíes sobre su planificación”.

Clovis dijo...

Y aún hay más.

"Pero la miseria real de la vida cotidiana estudiantil, encuentra su compensación inmediata, fantástica, en su principal opio: la mercancía cultural. En el espectáculo cultural, el estudiante encuentra de forma natural su lugar de discípulo respetuoso. Cercano a su lugar de producción sin nunca tener acceso a él -el Santuario le está prohibido- el estudiante descubre la "cultura moderna" como espectador-admirador. En una época en que el arte está muerto, el estudiante continúa asistiendo con fiel asiduidad a los teatros y cine-clubs, y sigue siendo el más ávido consumidor de su cadáver congelado y distribuido bajo celofán en los supermercados, por los guardianes de la abundancia. Participa sin reserva, sin segundas intenciones y sin alejamiento. Es su elemento natural. Si las "casas de cultura" no existieran, el estudiante las habría inventado. Este verifica perfectamente los análisis más banales de la sociología americana del marketing: consumo ostentatorio, establecimiento de una diferenciación publicitaria entre productos idénticos en la nulidad (Pérec o Robbe-Grillet; Godard o Lelouch).

Desde que los "dioses" que producen u organizan su espectáculo cultural se encarnan en escena, él es su principal público, su fiel soñador. De este modo, asiste en masa a sus demostraciones más obscenas; qué otro que no sea él llenaría las salas cuando, por ejemplo, los curas de las diferentes iglesias exponen públicamente sus diálogos sin límites (semanas del pensamiento llamado marxista, reuniones de intelectuales católicos) o cuando las ruinas de la literatura vienen a constatar su impotencia.

Incapaz de pasiones reales, disfruta con polémicas desapasionadas entre las "vedettes" de la Inteligencia, sobre falsos problemas cuya función es enmascarar los verdaderos: Althusser - Garaudy Sartre - Barthes - Picard - Lefebvre - Lévi-Strauss - Halliday - Chatelet - Antoine. Humanismo - Existencialismo - Estructuralismo - Cientifismo - Nuevo Criticismo - Dialéctico-naturalismo - Cibernetismo - Planetismo - Meta-filosofismo.

En su aplicación, ese estúpido se cree vanguardia porque ha visto el último Godard, comprado el último libro argumentista " o participado en el último "happening" de Lapassade. Ese ignorante toma por novedades "revolucionarias", garantizadas por "label", los más pálidos "ersatz" de antiguas investigaciones, efectivamente importantes en su tiempo, edulcorados con la idea de negocio. La cuestión es preservar siempre su standing cultural. El estudiante está orgulloso de comprar, como todo el mundo, las reediciones en libros de bolsillo de una serie de textos importantes y difíciles que la "cultura de masas" difunde a un ritmo acelerado. Solamente que no sabe leer. Se contenta con consumirlos con la mirada.

Su lectura preferida sigue siendo la prensa especializada que orquesta el consumo delirante de los "gadgets" culturales; acepta dócilmente sus ukases publicitarios y hace la referencia-standard de sus gustos. L'Express y L'Observateur hacen todavía sus delicias, o bien cree que Le Monde, cuyo estilo es ya demasiado difícil para él, es verdaderamente un diario "objetivo" que refleja la actualidad. Para profundizar sus conocimientos generales, se empapa de Planète, la revista mágica que quita las arrugas y puntos negros de las viejas ideas. Con tales guías, cree participar en el mundo moderno e iniciarse en política."

Da gracias de que la universidad no haya asesinado tu elan, tu tronío, tu espontaneidad. Tu alma.

Millana dijo...

Si, vale lo que tu digas, pero ¿es tan malo querer ser apostol, esta tan mal querer ser un discípulo respetuoso? Yo estoy perdida y necesito directrices, seguir a un gran dedo señalético y abandonar mi voluntad a los mandatos de algo mas grande que yo.
Quiero tener amigos guays, tener la certeza de que voy por la senda correcta, formar un club, que me inviten a las fiestas y me escuchen en las tertulias, colgar en mi pecho un emblema aglutinador, conocer las señales secrétas de las logias mas selectas, pertenecer a algo o a alguien, ¿no es esto el amor en su forma mas elevada? ¿La entrega, la docilidad, la obediencia ciega y la servidumbre, acaso no son reconfortantes?

Aionic_Kid dijo...

Yo llevo 8 años en la universidad y me sigo considerando autodidacta al 90%.

Jotadé dijo...

Hay caminos más rápidos y eficaces que la Universidad

Anónimo dijo...

ocho años...!!!! en la universidad...!!!! cinco se hacen largos, tres más son tortura. ¡A por el cuarto!
CHINITA.

Anónimo dijo...

No se es guay por ser licenciado (tambien depende de cual sea tu licenciatura, las hay con gente mas "fashion" y otras menos fashion)Una cosa es ser fashion y otra tener personalidad.
Si lo llego a saber, yo hubiese estudiado ebanistería artística( Por una cuestión económico-práctica).
Yo siempre habré tenido algo guay para mis amigos desde pequeñito igual que mis amigos siempre han tenido algo guay para mí.
Cordiales saludos.BONE.

Millana dijo...

Gracias BONE, me alientas.

Anónimo dijo...

Esto realmente sucedió en una clase de la carrera de Medicina. El
profesor
estaba hablando de los altos níveles de glucosa hallados en el semen.
Una
asistente levantó la mano y preguntó:
-Si le he entendido bien, está usted diciendo que hay un montón de
glucosa
como en el azúcar en el semen masculino.
-Es correcto -respondió el profesor.
Levantando la mano de nuevo la chica preguntó:
-Entonces, ¿por qué no sabe dulce?
Tras un silencio estupefacto, la clase completa estalló en risas. La
cara
de la pobre chica se puso rojo brillante cuando se dio verdadera cuenta
de
lo que, sin querer, había dicho. Recogió sus libros sin decir una
palabra y
salió de la clase para nunca más volver. Sin embargo, mientras cruzaba
la
puerta, la respuesta del profesor fue clásica. Totalmente serio,
respondió
a su pregunta:
-No le sabe dulce porque las papilas gustativas para el dulzor están en
la
punta de la lengua y no al fondo de la garganta.

Anónimo dijo...

En clase de Medicina pregunta el profesor:
¿Quién puede decirme cuál es el órgano del cuerpo que puede agrandarse
9
veces su propio tamaño?
Toda la clase se queda en silencio, y una chica muy tímida levanta la
mano
y dice: El pene.
Y el profesor responde:
No... es la pupila, pero felicite a su novio de mi parte

Anónimo dijo...

Clovis, millana, la hora de vuestro blog está mal.

Millana dijo...

Gracias anónimo, eres diver y generoso/a.
Miraré lo de la hora, aunque creo que no se puede hacer mucho.

No tengo anécdotas de la facul pero tengo una de mi curro de encuestadora telefónica:

-¡¡Quien es!!
-Buenas tardes, soy X de X y estamos realizando una encuesta..
-¡¿Eso que es?!
-Es para saber lo que piensa de..
-¡¡Mire usted, yo tengo setenta años y ya no tengo pensamientos!!

Clovis dijo...

Creo haber solucionado lo de la hora. ¡Gracias por el detallismo, anónimo!
Yo les ahorraré mis anécdotas universitarias: los profesores no salen tan bien parados como en esas historias de más arriba, ni tienen esa lengua tan salpimentada.

Silvya! dijo...

La universidad no existe es un invento de los padres.

Este es mi sexto y último (espero) año como universitaria y realmente a nivel de conocimientos estoy como cuando entre con 18 años (o peor).

Anónimo dijo...

Clovis, Millana, quiero llamarme salpimentón y salir del anonimato, ¿qué opción elijo?

Millana dijo...

Salpimenton no esta nada mal, si tienes mas opciones enuméralas y marcaremos con una equis la que mas nos guste, también puedes mandarnos una foto de cuerpo entero a blogmildred@gmail.com y marcaremos con un equis lo que mas nos guste.
Besos.

Anónimo dijo...

Elijo ... identidad: ¿gloogle blogger, open ID, nombre URL, o C3PO?
Gracias
Umm, salir tan bruscamente del anonimato: creo que no es conveniente. Podría acarrearme secuelas.
El nacimiento determina la personalidad y el nombre te lo eligen tus padres, a veces desafortunadamente.

Millana dijo...

Quedate con el nombre URL que es muy apañado y no lo pienses mucho, las cosas de este tipo, como el nacer, si se piensan mucho no se hacen.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Cloverly y con Woody/Alvy,
http://elperrodepaulov.livejournal.com/89443.html?mode=reply

Un saludo y nos vemos en Siroco en mayo si no antes. ¿Millana es fan de Migue Ángel Villanueva? ¿Y de Estrategia Lo Capto? Vaya. El musical de biblioteca me ha hecho gracia. Mejor "controvertido" que "controversial", eso sí. El primero en heredar o ganar al póquer un ático-comuna que levante la mano.

Millana, si quieres "seguir a un gran dedo señalético y abandonar tu voluntad a los mandatos de algo mas grande que tu (etcétera etcétera)" no lo dudes, únete al culto al Ornitorrinco y abandona tu vergonzoso fetiche. Póstrate ante el Trascendente sin vergüenza, como ya han hecho antes al menos siete extranjeros:
http://runescape.salmoneus.net/forums/index.php?showtopic=200625

Teseo dijo...

Yo no he 'pisado' una facultad.
Ni siquiera fui capaz de terminar FP.
Puedo comprender tu complejo académico, Millana.
Pero no puedo darte una respuesta para algo que no conozco, ni siquiera superficialmente.
Sólo te deseo que encuentres el camino que te lleve a decir 'sí' a todo lo que te ha ocurrido, te ocurre y te ocurrirá.

Saludos.

P. D.: Gracias por pasarte por mi blog y dejar un comentario tan corto como críptico.