miércoles, 8 de julio de 2009

Gwilym Gold, un chico Mildred

Hola, soy Millana y acabo de caer en que ya nunca bloguearemos tan jóvenes. Bloguear está tan al alcance de los dedos que ya parece que los Mildreds pasamos, pero no pasamos, sólo posponemos. Y he aquí que me levanto urgida y alzo el puño y digo ¡no, un post más! de lo que sea, y un lo que sea para mí suele devenir en el monotema hombre bello o cuanto menos pinturero y es un asunto que desde el post de los asiáticos no había vuelto a tocar.

Dedico este post a los blogs Miss Indie Style y Cotilleo Indie o de Bajura, blogs que igual no tienen mucho que ver entre sí pero ambos me gustan y me hacen bien.

Y dedico este post también al estampado infalible, el pata de gallo.

La venosa mano de la foto de arriba pertenece a Gwilym Gold, el cantante y teclista de los Golden Silvers, un grupo que no es de mis favoritos aunque que tiene alguna canción bien gustosa de escuchar y hasta bailar.
Gwil no es especialmente guapo de cara bajo los cánones renacentistas, tiene los ojos tristes y la nariz aguileña visiblemente torcida. Es un chico de huesos finos, un pajarico como diría mi abuela, debe tener las nalgas del tamaño de dos ciruelas rojas, y con la misma consistencia porque no es flaqui-blando sino fibroso y juncal. Goza de la apretura y el cutis de la veintena recién estrenada, aún tiene pelo y se toma en serio su intendencia, sonríe poco pero cuando lo hace deslumbra, tiene la nuez prominente, apostura, charme, mojo y un estilazo incuestionable, a veces dudoso pero incuestionable.

Vamos a compararlo con sus compañeros de grupo, recurso fácil, la evidencia resalta como una rozagante manzana en una cesta de kiwis.

¿Perciben la diferencia? No creo que hagan falta más pruebas pero soy generosa:
Y ahora vamos por partes, primero los pómulos de Gwil:
Los morritos de Gwil:
Sus brazos:
Su maravillosa y distinguida nariz:
Sus camisas:Las chaquetas de Gwil, fíjense en su gusto por el estampado infalible:
Los jerseys de Gwil:Cómo se calza el muchacho:
La apostura de Gwil, apostura basada en una buena postura, aprovecho para recomendaros a todos erguiros, estiliza, previene problemas de espalda y proporciona dignidad:
Vale que Gwil tiene un interés a mi modo de ver desmesurado por colgarse del cuello camafeos y medallas, demasiado Bling Bling para mí que soy tan espartana en cuanto accesorios, pero si fuera perfecto no sería igual y ahora mismo no estaría escribiendo sobre él.

Y además Gwil lee, como tú:
Y también escribe, como todos:
Millana y Gwil:
Y como despedida Gwil os canta una canción:

15 comentarios:

Miss Indie dijo...

Gracias por esa dedicatoria..!
La actualización es muy Miss Indie..
Millana debería escribir en Miss Indie sobre la pata de gallo , el tartán escocés, los camafeos ochenteros y las pintas de Pince o las camisetas insignia del postrock..sería un fichaje estrella.


Sobre el blog de cotilleos ...es una gran idea y ya era que existiera algo así pero creo que no quieren contar o no conocen cotilleos más sabrosos..
pero vamos cotilleos que cualquier alma de la noche o festivalera conoce

Millana dijo...

Muchas gracias Miss Indie, no se yo si podria escribir sobre ropa pero sobre narices si, eso seguro.

Si, los del blog de cotilleos son muy naif, no estan nada enteradas pero eso es parte de su encanto, se les ve tan entusiastas y teenagers, bastante puritanas incluso, yo estoy muy a favor de su candidez y falta de malicia, que les dure mucho!

Violetera dijo...

Sus brazos me han dejado un poco fría y desconfío de su maravillosa cabellera. Desde que Clovis me contó que es la testosterona lo que hace a los hombres quedarse calvos, no dudo en buscar machos con incipientes entradas que me ayuden en mi misión de prolongar la especie. Adiós a la era de los pajaricos sin huevos. Aunque debo reconocer que sus chaquetas son lo mejor que he visto desde el bolso sally de mi abuela, que ya es decir.

Millana dijo...

Para prolongar la especie, Violet, olvidate de Gwilym que no es un macho Alfa sino su archinémesis.
A mi la lascivia reproductora me la provoca un Vince Vaughn y eso que es chato como un pequinés y no tiene estilo ni elegancia ninguna pero le dejaría preñarme.

A un pajarico nunca debes mirarle con ojos tasadores, no esperes que te caliente a primera vista, no surgira la atración animal feromónica, eso nunca pasara, está la biología.

Un cervatillo así como Gwil, hombre sin carne, de primeras le miraras las chaquetas como bien dices, y si la civilizacion gana un momento a a la biologia, si surge el morbo, pues bueno pues vale, alla cada cual.

Ah, a ver si la testosterona va a ser ahora patrimonio exclusivo de los calvos o en ciernes.

Un beso Violeta allá en tu exilio veraniego.

Natacha B. dijo...

a mi me gustan rechonchitos

Millana dijo...

Y a mi altos.

Anónimo dijo...

Y a mi negros con entrecejo

Anónimo dijo...

A mi me gustan de letras y afectados, mas de sobremesea que de postcoitus.

marcos dijo...

A mi me mola el bajista. Un día tienes que hacer un post de bajistas, esa subespecie.

Millana dijo...

Los bajistas son los mejores.

La Reina de la Entropía dijo...

Nena, no sé si eres consciente de que ese chico es el hermano feo de Guzmán... para ignaros: icono sexual levantino rocanroleta de los primeros noventa.

Me sumo a la moción. Nada como los (y las) bajistas.

RicardoCavolo dijo...

Muchas gracias!

Tres hurras por los recogedores de perros, las caras bellamente melancólicas y la pata de gallo...

Juan S. Ivars dijo...

Hola, hoy tienes que comprar la revista Tiempo porque he incluido tu blog en una lista de sitios recomendados en el reportaje sobre Literatura en Internet.

Millana dijo...

Muchas gracias por el aviso.
;-)

Anónimo dijo...

jo q pocas fotos, no tienes mas?